Chicken Dealerz!

Nuestro crew buscó transportarnos  a la década en que el pollo frito se convirtió en un ícono de la comida rápida. Creamos la personalidad de la marca fusionando lo retro de los años 50 con más callejera, haciendo  alusión al propio nombre de la marca, que traducido al español significa “traficantes de pollo”.


El logo fue creado con base en un lettering
que mantiene el look retro y parece hecho a mano con un marcador. A su vez evitamos las tipografías delgadas que eran características de la época, y nos inclinamos por una propuesta tipográfica mas audaz que representaran mejor la personalidad de tus nuevos dealerz de pollo frito.

El branding se complementa con una propuesta fotográfica inspirada en la colorización y el flash típico de las polaroids, en donde el concepto fue clave para presentar el producto, unos sánduches de pollo ilegalmente buenos, al público caraqueño.

Créditos:
Graphic Designer: Joaquin da Silva.        
Creative Lead: Cleveland González.           
Project Manager: Pavlo Castillo.    
Photographer: Vanesa Rodríguez Tinoco.
Dirección de Arte: Pavlo Castillo.